Bretaña Mágica (V)

Sin título

Vesica Piscis Tours
  + 34 91 401 55 70 +34 627 12 09 47
   https://vesicapiscistours.wordpress.com
vesica.piscis.tours@gmail.com
     metamorfosisyvida2013@gmail.com

MEGALITOS DE LOCMARIAQUER: UNA ARQUITECTURA DE LO DESMESURADO

                                                                   Hace seis mil años, o tal vez mucho antes, se erigieron en la Bretaña francesa varios miles de monolitos que, desde la Prehistoria, forman uno de los conjuntos megalíticos más espectaculares del mundo. Gracias a las excavaciones más recientes, se ha podido averiguar que el lugar se habilitó en varias fases. En el V milenio antes de Cristo se construyó una arquitectura abierta con piedras en posición vertical, aisladas o alineadas en grupo y apuntando en dirección a un lugar sagrado. Se trata de los menhires gigantes, cuya altura oscila entre 6 y 20 metros. El récord lo ostenta el menhir decorado de Locmariaquer, erigido hacia el año 4.300 antes de Cristo. Más tarde, hacia el 4.000 antes de Cristo, aparecerían primero sepulturas individuales: el túmulo de Er Grah y, después, colectivas: el dolmen de la Table des Marchand.

                                                                  Las creencias y la intuición populares asocian el origen de los megalitos a lo invisible, lo maravilloso, lo mágico y lo sagrado. Estas construcciones despertaron siempre tanto interés, que fue posible conservarlos desde el siglo XVIII. A partir del XIX, los arqueólogos empezaron a estudiarlos y fueron restaurados en el siglo XX, para devolverles su aspecto original.

EL GRAN MENHIR PARTIDO

                                                                  Este monolito, el más monumental de la Prehistoria occidental, es un enorme bloque de granito de más de veinte metros de largo, actualmente dividido en cuatro fragmentos. Alcanzaba 18’5 m sobre el suelo cuando se erigió. Tallado en un granito extranjero en la península de Locmariaquer, este bloque de 280 toneladas fue transportado a varios kilómetros por las gentes del Neolítico, aunque aún no se sabe con certeza que técnica utilizaron. ¿Tal vez los movían con la conciencia y el poder de su mente, todavía no contaminada ni limitada por el poder? ¿Tal vez utilizaban herramientas y utensilios que nuestra actual mente racional no es capaz de imaginar? ¿Tal vez había una combinación de ambas cosas? ¿Quizá recibieron ayuda de seres de otros planetas, dotados con una tecnología muy avanzada capaz tanto de construir semejantes moles de piedra como de transportarlas con facilidad? Una de las hipótesis más admitidas es que construyeron una rampa de tierra para levantarlo, volcaron el menhir en una fosa y lo levantaron nuevamente con la ayuda de palancas y cabrias de madera, calzándolo después con piedras y tierra. Una vez levantado, fue totalmente pulido con percutores de cuarzo, o quizá de otra manera más avanzada, ¡quién sabe! Detrás del Gran Menhir hay preparados en el suelo otros dieciocho emplazamientos para menhires, que aparecen en forma de zonas empedradas. Esta fila fue levantada unos 4.500 años antes de Cristo y constituye un extraordinario conjunto rectilíneo, derribado unos 4.300-4.200 años antes de Cristo. ¿Fue accidental o voluntaria la caída de estas grandes estelas? El debate sobre estas dos alternativas aún no se ha resuelto y sigue, por lo tanto, abierto.

VIAJE A BRETAÑA MÁGICA 121

El Gran Menhir partido – Bretaña Mágica ©

EL DOLMEN DE LA TABLE DES MARCHAND

                                                                  Construido unos 3.900 años antes de Cristo, este conjunto fue utilizado hasta principios de la Edad de Bronce, unos dos mil años antes de Cristo, aproximadamente. Las excavaciones arqueológicas han descubierto que la losa del fondo es más antigua que el propio dolmen. Contemporánea del alineamiento del Gran Menhir, ornamentada en sus dos caras, fue conservada en su emplazamiento original cuando tuvo lugar el derribo de la fila del Gran Menhir. El dolmen fue construido en torno a ella, por lo que fue necesario adaptarse a su altura. La forma ojival de esta losa y su marco, que consiste en un resalte de la escultura, permiten clasificarla dentro de la categoría de ídolos de escudo, motivos extendidos en la región. El techo del pasillo es cada vez más alto, tal vez para marcar el acceso a la cámara, el lugar más sagrado.

                                                                  Los símbolos en forma de media luna que hay alrededor de la losa, podrían representar la proyección espiritual de la divinidad. En cuanto a los báculos esculpidos en su superficie, muy habituales en el arte neolítico, parece que representan el poder de la divinidad y, quizás también, la función sacerdotal de sus intermediarios. La inscripción “gazelle” que figura en el centro de la estela puede que sea de principios del siglo XX. El techo está adornado con grabados: un hacha con mango, un báculo y la parte inferior de un bóvido. La otra parte del animal se encuentra a cuatro kilómetros, en el techo del dolmen de Gavrinis. La tercera parte quizás sea el bloque cubre el túmulo de Er Grah. Las tres partes formaban originalmente un menhir de 14 m. de altura.

VIAJE A BRETAÑA MÁGICA 131

Dolmen de la Table des Marchand – Bretaña Mágica ©

EL TÚMULO DE ER GRAH O ER VINGLÉ

                                                                  Este gigantesco monumento pertenece a la categoría de las sepulturas con panteón cerrado. Se cree que se trata de tumbas de personajes importantes, debido a sus dimensiones y material funerario encontrado en el interior. El túmulo fue construido en varias etapas: unos 4.500 años antes de Cristo, airns muy pequeños que rematan algunas fosas, entre las que se encuentran aquellas en las que se han descubierto los esqueletos de dos bovinos. De unos 4.200 años antes de Cristo es la pequeña cámara funeraria rodeada de un cairn circular. De hace aproximadamente 4.000 años antes de Cristo son dos ampliaciones, al norte y al sur, constituidas por muretes de piedras que hacen que la longitud total del monumento sea de 140 m. En el siglo XIX sólo se conocía de Er Grah la cámara, ya saqueada anteriormente. Del extremo norte, explotado en cantera (de donde procede el nombre de Er Vinglé, “la cantera” en bretón) no quedan restos actualmente. A pesar de unas excavaciones puntuales que llevó a cabo Zacharie Le Rouzic en 1908, el monumento, en parte derrumbado y recubierto de vegetación cayó en el olvido hasta 1991. El túmulo recuperó toda su extensión tras la restauración realizada al año siguiente.

VIAJE A BRETAÑA MÁGICA 125

Vista parcial del Túmulo de Er Grah – Bretaña Mágica ©

                                                             

LOS ALINEAMIENTOS MEGALÍTICOS DE CARNAC

                                                                   Carnac es un pueblo del noroeste de Francia, situado en el departamento de Morbihan, en la costa meridional de Bretaña. Toda la zona de Carnac, al igual que el resto de la Bretaña, está rodeada de verdes bosques con abundantes y frondosos árboles. Tanto en el pueblo como en sus alrededores hay miles de megalitos: menhires (alineados y en grupos), dólmenes y túmulos. La mayoría de los arqueólogos creen que los tres grupos de monumentos existentes aquí estuvieron unidos en la antigüedad y tenían un cometido común. El grupo más importante, al noroeste del pueblo, consta de unos 1.100 menhires de granito, son los más grandes de toda la población y están ordenados en once filas paralelas, terminando en un arco cuyos extremos se unen con las filas horizontales exteriores. Su colocación y distribución sugieren que son algo más que simples alineamientos, tal vez sendas y direcciones para realizar caminos iniciáticos, peregrinaciones y procesiones, aunque el origen y finalidad de estas construcciones son, todavía hoy, un misterio por revelar y aclarar. Con frecuencia se los asocia, entre otras muchas posibilidades, con el pueblo celta y el druidismo. En Bossenno, una población situada aproximadamente a 1,6 km al este de Carnac, se han encontrado numerosos túmulos funerarios, así como las ruinas de una villa galo-romana. El lugar donde está el grupo de los mil cien menhires está flanqueado en uno de sus lados por un espacio de grandes árboles y hay un camino que lleva a una especie de bosque mayor. Aquí me encontré una pluma de cárabo y supe que estaba ahí puesta para mí, que me había llamado para que me adentrara en el camino y viera lo que hay allí. Cuando estuve en Avalon, en una lectura oracular, saqué precisamente la carta de una lechuza, el ave que representa a la Diosa. Ante esta sincronía, sobran los comentarios.

 VIAJE A BRETAÑA MÁGICA 133Alineamientos megalíticos de Carnac – Bretaña Mágica ©

                                                                   Una vez en las inmediaciones de Carnac, los monolitos salen al paso mientras se transita por la carretera, ayudando a viajar a la época en la que fueron allí colocados y dejando a un lado el momento presente.

                                                                  Cada persona elegimos uno de los monolitos para sintonizar y conectar con él, de manera que pudiéramos recibir alguna inspiración sobre el motivo y uso de estos alineamientos de piedras. Las intuiciones recibidas fueron diversas y, seguramente, todas y cada una de ellas contienen algo de verdad respecto a los motivos que llevaron a ese aún enigmático y desconocido pueblo neolítico a realizar esta obra colosal y todavía hoy plenamente conservada a pesar del paso del tiempo. Un lugar sagrado relacionado con el espacio profano circundante, un templo natural hecho de piedras para homenajear a la Madre Naturaleza; un lugar de meditación, inspiración, purificación y contacto con el interior; un observatorio astronómico donde se celebraban los equinoccios, los solsticios, las lunas nuevas y llenas y donde también se investigaba el contacto con otros planetas y dimensiones; lugar de celebración de fiestas: casamientos, nacimientos, recogida de las cosechas y también de ceremonias de iniciación, fertilidad…; actividades comerciales, agrícolas y ganaderas; lugar de reposo, de conexión con la tierra y con Tierra; espacio de no acción, de soledad y de centrarse únicamente en el ser; mensaje escrito en clave de piedra desde el pasado para las gentes del futuro que, hoy, es ya el presente; … Las hipótesis y alternativas pueden ser muchas y ¿quién sabe si fuimos quizá nosotr@s mism@s quienes dejamos plasmado en la tierra un conocimiento escondido en las piedras y su manera de estar colocadas cuando vivimos en aquella remota época de nuestra historia?

VIAJE A BRETAÑA MÁGICA 134

 Otra parte de los alineamientos de Carnac – Bretaña Mágica ©

                                                                  Barbara Hand Clow, una astróloga y maestra espiritual internacionalmente conocida por dirigir ceremonias y talleres de sanación en la mayoría de los lugares sagrados y de poder del planeta Tierra, opina que los alineamientos de Carnac fueron realizados con fines sanadores y también para detectar terremotos, ya que esta zona de Bretaña es muy proclive a los movimientos sísmicos. También relaciona estas construcciones con el sonido y su capacidad para sanar el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu humano, así como para elevar la vibración energética de todos estos campos del ser. De acuerdo con esto y basándose en los descubrimientos del arqueólogo británico Paul Devereux, Barbara llama músicos megalíticos a los constructores de esta época, gentes por lo demás muy sensibles e inteligentes (desde luego no salvajes y primitivas como todavía se mantiene en muchos ámbitos), señalando también que las cuevas paleolíticas y las estructuras megalíticas de España y Francia, tienen unas extraordinarias propiedades acústicas y actúan como cajas de resonancia, gracias a lo cual es muy probable que los pueblos de las cavernas, y más especialmente los del Neolítico, mantuvieran una cultura artística hace muchos miles de años (entre 40.000 y 12.000) usando técnicas de sonido sagrado. En su espléndido y maravilloso libro: “Alquimia de las nueve dimensiones”, donde habla del cataclismo que puso fin a la Era Paleolítica y obligó a retirar las viviendas de la orilla del mar para construirlas en lugares más alejados y elevados, da por hecho que las cuevas y monumentos megalíticos eran lugares de conexión con lo sagrado y no donde estas gentes habitaban, como tantas veces se ha dicho.

María Sánchez-Villacañas de Toro
Guía de viajes sagrados
Psicóloga clínica, energética y espiritual
Astróloga. Cabalista. Formadora
Sanadora Espiritual por Arquetipos
Lectora de Registros Akáshicos
Lectora y Creadora de Oráculos
Vesica Piscis Tours
Alcántara Psicología y Espiritualidad:
Escuela para la Evolución del Alma
+34 627 12 09 47
vesica.piscis.tours@gmail.com
https://vesicapiscistours.wordpress.com
www.desarrolloycrecimiento.es
metamorfosisyvida2013@gmail.com
http://metamorfosisyvida.wordpress.com

 

Copyright © 2016 María Sánchez-Villacañas de Toro. Todos los derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s