Corbenic: El Castillo del Grial

d0a83baee1d6e3a85f1f95c36c1d105e1292537512_full

                                                                  Debido a su naturaleza sobrenatural, Corbenic, el Castillo del Grial no tiene una localización permanente. Cualquiera que sea la dirección en que viajemos, aparecerá ante quienes sean dign@s de él y estén destinad@s a ser testig@s de sus maravillas. Por supuesto, tod@s sin excepción somos llamad@s y estamos invitad@s a buscar y encontrar este maravilloso castillo que guarda un tesoro más extraordinario aún, si bien debemos estar atent@s para escuchar la llamada y, posteriormente, antes de emprender el camino, decidir y elegir si acudimos o no en pos de ella. A esto se refiere, seguramente, esa enseñanza de Jesús tan dada la vuelta como tantas otras: “Muchos serán los llamados pero pocos los elegidos”, es decir, la llamada a la evolución, el progreso, la felicidad, la plenitud, el desarrollo interno, la prosperidad y la abundancia material, la unidad, la paz, el amor… es para tod@s pero no tod@s elegirán escucharla y, dentro de est@s, no todos elegirán hacer el esfuerzo necesario para seguirla, trabajar en ella y hacerla realidad.

                                                                  Pues bien, volviendo al Castillo del Grial, las primeras versiones de la leyenda se refieren a él como el Castillo del Rey Tullido, el castillo que encuentra el joven e inocente Perceval al principio de sus andanzas en busca del Grial. Más tarde, el castillo adopta el nombre de Corbenic, y con él aumenta su grandeza, pasando de ser el modesto santuario del Grial a ser un magnífico castillo con muchos habitantes. Los narradores del pasado visualizaron el castillo rodeado de todo tipo de paisajes, desde suaves valles hasta escarpados acantilados. El rasgo más constante en todas las descripciones es la presencia de agua, en forma de fuertes y peligrosos mares, de lagos tranquilos o como una serie de fosos llenos de agua.

                                                                  Aunque Lancelot no completó la búsqueda del Grial, se le permitió entrar en Corbenic en dos ocasiones. La primera de ellas fue cuando había perdido el juicio, siendo encontrado por Elena y curado por el poder del Grial. Lancelot, según se dice engañado por Morgana, había acudido a una cita amorosa en el castillo creyendo que se iba a encontrar con su amada Ginebra, si bien quien estaba esperándole era Elena, una noble que quedó embarazada tras ese encuentro, y con la que se casó después de haber dado a luz al hijo de ambos.

                                                                  La segunda visita a dicho lugar la realizó Lancelot en la época de búsqueda del Grial, cuando todos los caballeros de Arturo buscaban el Castillo del Grial. Lancelot estaba considerado el mejor: “la flor de los caballeros”, si bien su romance con la reina Ginebra le impedía alcanzar el Grial, dejando el papel del héroe a su virtuoso hijo. No obstante, Lancelot llegó a entender que la búsqueda del Castillo del Grial era, en realidad, un camino espiritual y no físico, una revelación que le llevó a renunciar a sus andanzas para encontrarlo y hacerse ermitaño.

                                                                  Una noche, una nave misteriosa y sin tripulación apareció en la oscuridad. Lancelot abordó el bajel, que le llevó al elevado Castillo de Corbenic. Cuando el anhelante caballero estaba ante el castillo, una voz rompió el silencio y el invitó a entrar. Estando ya dentro de sus muros, el aire se llenó de música divina. La puerta que tenía ante sí se abrió, dejando ver la brillante luz que se encontraba detrás y dejando ver la misa mayor. La voz prohibió a Lancelot entrar en la cámara a causa de su deslealtad con el rey Arturo, pero el caballero no pudo contenerse y dio un paso al frente. Un rayo cayó sobre él inmediatamente, dejándole entre la vida y la muerte. Pasaron veinticuatro días antes de que Lancelot recuperara la conciencia. Al despertar, recordó la visión bendita con que había sido bendecido. Sabiendo ahora que no podría completar la búsqueda, Lancelot abandonó Corbenic para no regresar jamás.

                                                                  Namasté.

                                                                         Legend, el Tarot de Arturo

                                                                  Anne-Marie Ferguson

María Sánchez-Villacañas de Toro

 Vesica Piscis Tours

Guía de viajes para el deleite del alma
Psicóloga clínica, energética y espiritual
Astróloga. Cabalista. Formadora
Sanadora Espiritual por Arquetipos
Lectora de Registros Akáshicos
Lectora y creadora de Oráculos

https://vesicapiscistours.wordpress.com
+34 627 12 09 47
vesica.piscis.tours@gmail.com

© María Sánchez-Villacañas de Toro (2016) Todos los derechos reservados

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s