El Dragón

Dragons-fantasy_00390495Según Geoffrey de Monmouth, el primer escritor que, a principios del siglo XII, dio forma a la mezcla de historias y leyendas acumuladas durante más de seiscientos años sobre Arturo, en los tiempos turbulentos que precedieron a su reinado, el país estaba gobernado por su abuelo paterno: Constantino. Cuando éste fue asesinado, el taimado Vortigern vio su oportunidad de hacerse con el trono. Constantino tenía tres hijos, el mayor se llamaba Constans y era monje. Los más pequeños eran Aurelio Ambrosio y Uther. Vortigern animó a Constans a dejar su monasterio y renunciar a la corona. Constans siguió este consejo, pero no pasó mucho tiempo antes de que él también fuera asesinado. Entonces, Vortigern se apoderó del trono.

                                                                  En tan precaria situación, los guardianes de los dos hijos menores de Constantino tomaron a los niños y huyeron a la Bretaña continental, donde los pusieron a salvo de las ambiciones de Vortigern. En estos dos muchachos, Aurelio Ambrosio y Uther, éste último padre de Arturo, residía la esperanza de futuro para Bretaña. En los días que estaban por venir, el pueblo extraería fuerza de pronunciar sus nombres y de los rumores de su próximo regreso.

                                                                  Mientras los niños crecían, aprendían las artes de la guerra y reunían un ejército, las políticas de Vortigern habían sumido al país en la oscuridad. Los mercenarios sajones que él había invitado a entrar en Bretaña, ahora pensaban en conquistarla para sí mismos. A pesar de esta amenaza encubierta, Vortigern, cegado por el deseo, ofreció la tierra de Kent al líder sajón Hengist, a cambio de su hija Rowena, un acuerdo que tuvo nefastas consecuencias. A los bretones les exasperaba tener una reina sajona cuyos parientes se disponían a conquistar las tierras vecinas. Se decía que la crueldad de estos invasores hacía que los bretones se alejasen cada vez más hacia el oeste y puede que algunos llegaran a abandonar la isla. Además de estos problemas, el Consejo de los Bretones requería la comparecencia de Vortigern porque, fuera verdad o no, pendía sobre su cabeza la acusación de haber cometido incesto con su hija.

                                                                  A la luz de estos acontecimientos, Vortigern huyó a Gales y fue en medio de esos tiempos duros cuando regresaron triunfalmente Ambrosio y Uther, quienes cruzaron el canal y dirigieron su ejército hasta Gales, atrapando a Vortigern en una fortaleza que fue incendiada en la batalla que tuvo lugar a continuación. Las llamas pusieron fin a la vida de Vortigern y a su tiranía. Entonces, los hermanos dirigieron su atención a los sajones y capturaron a Hengist, quien fue ejecutado por el asesinato de los nobles bretones. A continuación, los seguidores que quedaban fueron expulsados.

                                                                  El reino de Bretaña comenzó una lenta recuperación bajo el sabio gobierno de Ambrosio. Al llegar la noticia de que había muerto envenenado, el pueblo, que aún sufría su traumático pasado, intentó seguir adelante y buscó cautelosamente signos de un futuro favorable. Durante esos tiempos precarios un hermoso cometa atravesó los cielos sobrevolando la Isla de los Poderosos. Su peculiar forma se parecía a la de un dragón y esto hizo que Merlín la interpretara como un presagio que anunciaba a Uther el Pendragón (cabeza de dragón), el éxito de su próximo reinado y del reinado de su hijo, que unificaría el país y traería una época de paz y prosperidad a estas tierras tan devastadas por la guerra y la destrucción. Uther también se dejó inspirar por esta señal y dio instrucciones para que se diseñaran dos dragones dorados, uno de los cuales se convertiría en su estandarte de batalla. Uther sería conocido a partir de entonces como el Pendragón, nombre, título y estandarte que más adelante transmitiría a su hijo: Arturo.

                                                                  El Dragón está asociado, principalmente, con el poder y la fuerza, recordándonos que ambos están en nuestro interior y que, adecuadamente encauzados, pueden ser una gran ayuda para la realización de todos nuestros propósitos, comenzando por la tarea de conocernos, reconocernos, aceptarnos y honrarnos tal cual somos, requisito imprescindible para modificar aquello que sea necesario, potenciar todos nuestros talentos y habilidades, y dejar marchar lo que ya no tiene una función evolutiva en esta parte del viaje terrestre en el que ahora estamos embarcados. El poder asociado con el Dragón no es el poder de la parte humana de nuestro ser, sino el poder verdadero que llega de la fuente infinita que está más allá de la personalidad y que, en realidad, está en lo más profundo de la esencia que somos, porque el verdadero poder, el que viene del Espíritu, sólo puede residir en un lugar: el centro del alma, nuestra parte divina y cósmica eterna. Si llamas al poder y la fuerza espiritual del Dragón, te encontrarás con un vasto recurso para fortalecer tu determinación, empleándola sólo para el bien, sin manipular a nadie, tampoco a ti mism@, y conservando a la vez tus valores, tu integridad y tu propósito. Si sientes que hay un conflicto en tu interior relacionado con lo que de verdad eres y quieres ser, y lo que el mundo externo espera y desea que seas, el Dragón restaurará el equilibrio dentro de ti y así podrás mostrarte y realizar tus propósitos, a la vez que mantienes una sana relación con quienes te rodean. El Dragón también nos recuerda que el poder del mundo espiritual nunca puede romperse, y que la verdadera fuerza se encuentra dentro de ti, no en el mundo exterior. Gracias al fuego que sale de su interior, el Dragón ilumina nuestro camino, hace que el siguiente paso sea claro, y nos da el suficiente poder interno para andarlo.

                                                                                        Namasté.

María Sánchez-Villacañas de Toro

 Vesica Piscis Tours

Guía de viajes para el deleite del alma
Psicóloga clínica, energética y espiritual
Astróloga. Cabalista. Formadora
Sanadora Espiritual por Arquetipos
Lectora de Registros Akáshicos
Lectora y creadora de Oráculos

https://vesicapiscistours.wordpress.com
+34 627 12 09 47
vesica.piscis.tours@gmail.com

© María Sánchez-Villacañas de Toro (2016) Todos los derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s