Las Hadas Florales

 

                                                                  Las flores son uno de los regalos más maravillosos de la naturaleza. ¿Cómo surge, de la oscuridad de la tierra, algo tan exquisito, fragante, delicado, de colores tan vibrantes y formas tan diversas como las flores? Podemos encontrar la respuesta en el trabajo de las hadas florales.

c500x514

                                                                  Existen muchas hadas florales con tareas muy diferentes, y miles de formas y tamaños. Hay gnomos que trabajan para enriquecer la tierra y elfos que se dedican especialmente a crear colores brillantes y delicados. Otras hadas son las encargadas de que las flores emitan sus fragancias particulares, mientras que otras trabajan para asegurar la salud de la raíz, el tallo y la hoja, para que los nutrientes sean transportados y la planta se pueda propagar. Algunas hadas se ocupan de zonas más grandes, como jardines, campos y áreas boscosas, siendo parecidas a los devas. Además, cada brote tiene una hada particular viviendo en su interior y compartiendo su vida.

                                                                  Cuando la flor se marchita, el hada deja de existir y sus energías regresan a la tierra hasta que vuelve la hora de crecer en la siguiente primavera. Las hadas de las flores perennes se retiran en la planta durmiente y la nutren hasta que regresa el momento del crecimiento y otros duendes pasan a realizar otras tareas del entorno.

                                                                  Todas las flores poseen una fuerte vibración, y esto también se aplica a las flores cortadas, porque al ponerlas en agua siguen vivas y las hadas continúan estando activas en ellas, generando la emisión del aroma y la apertura de los capullos. Sin embargo, los métodos actuales para producir flores son cuestionables y aunque todas las flores son siempre mágicas, es mejor tener flores en una maceta, pues ahí moran las hadas y duran más tiempo. Nunca hay que guardar flores marchitas en casa ya que, en lugar de proporcionarte energía e inspiración, harán lo contrario. En el proceso de decadencia entran a trabajar otras criaturas, que pueden aminorar tu energía. Lo ideal sería llevar las flores marchitas a un montón de compost para preparar el abono del suelo.

                                                                  Las flores se suelen regalar porque son dones que las hadas nos hacen a los seres humanos. Las hadas florales son los duendes más gentiles, dulces y generosos, y te las puedes encontrar en cualquier seto, bosque o jardín, sólo tienes que mirar atentamente y usar los ojos de tu corazón, que abrirán las puertas de tus ojos físicos y te permitirán verlas, disfrutar de su presencia e incluso, si así lo permiten, comunicarte con ellas, como sucede en Avalon, la Isla de las Hadas, donde todas ellas tienen uno de sus múltiples hogares y santuarios.  Namasté.

María Sánchez-Villacañas de Toro

 Vesica Piscis Tours

Guía de viajes para el deleite del alma
Psicóloga clínica, energética y espiritual
Astróloga. Cabalista. Formadora
Sanadora Espiritual por Arquetipos
Lectora de Registros Akáshicos
Lectora y creadora de Oráculos

https://vesicapiscistours.wordpress.com
+34 627 12 09 47
vesica.piscis.tours@gmail.com

© María Sánchez-Villacañas de Toro (2016) Todos los derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s