LA SEÑORA DE AVALON

 VESICA PISCIS TOURS

Viajes Sagrados y Conscientes

LA SEÑORA DE AVALON

                                                       No hay evidencias históricas ni míticas sobre la Señora de Avalon. Sí las hay, en cambio, sobre las Nueve Morgen que habitan Avalon (puedes leer sobre ellas en esta misma carpeta). La Señora de Avalon (Lady of Avalon y Goddess of Avalon en inglés), es una Diosa que ha surgido de forma muy potente en tiempos recientes. Al no haber sido reconocida ni venerada durante muchos siglos, lo que vamos recordando y recuperando de Ella, se debe en un alto porcentaje al trabajo personal de muchas mujeres que, originarias de las Islas Británicas y/o residentes en ellas, especialmente en Avalon/Glastonbury, van averiguando y sacando a la luz, en parte por su propia experiencia con y de la Señora de Avalon, la Gran Maestra e Iniciadora en sus Misterios, que comparten entre sí, fortaleciendo de ese modo su presencia y su energía, además de lo que van encontrando entre medias de las historias y los mitos sobre la parte femenina de la Divinidad que existen por todo el territorio británico: Irlanda, País de Gales, Escocia e Inglaterra. De modo que, nada está completamente sabido, dicho ni escrito sobre la Señora de Avalon. Nada está, ni estará, cerrado a lo que en verdad es. Todo se está sabiendo a medida que nos acercamos a Ella, a medida que nos abrimos a sus enseñanzas, a su expresión a través de nosotr@s y, por lo tanto, cada un@ tendrá su propia experiencia sobre la Señora de Avalon, parecida a la de muchas otras desde luego que sí, y a la vez diferente, porque la Gran Dama de Avalon tiene tantas caras, facetas, cualidades, atributos y formas de manifestarse, que no podría ser igual para tod@s, no obstante ser Una y llevar en su seno todo cuanto existe. Ambas cosas son compatibles en este plano de la existencia en el que cada alma, al encarnarse en un cuerpo físico y en una personalidad terrestre concreta, pasa a través de situaciones, vivencias, aprendizajes…, antes de regresar a la unidad del Útero de la Madre Universal del que un día partió. Precisamente, parte de este viaje de sanación y transformación interior para convertirte en, o seguir siendo, una/un Sacerdotisa/Sacerdote de Avalon y de la Diosa, tiene que ver con recuperar su memoria y hacerla cada vez más presente, brillante y visible a nuestro alrededor, ahora y en los tiempos por venir. La iniciación o reiniciación en sus misterios, la transformación, la sanación, el autoconocimiento y la creatividad, siempre continúan mientras estamos viv@s, de modo que nada puede ser definitivo ni concluyente para siempre, puesto que todo cambia y evoluciona sin cesar.

                                                                  Aun cuando hasta hace unos años era muy poco lo que se conocía sobre la Señora de Avalon, un dato muy claro es que, a diferencia de otras diosas, como Isis en Egipto, Artemisa en Efesio, Ceres en Roma…, que eran veneradas principalmente en esos lugares pero que también podían serlo en otros, Nolava/Avallonia (otros de sus nombres) sólo está relacionada con la Isla de Avalon, siendo por lo tanto una de las pocas Diosas que rigen un lugar y un paisaje actualmente míticos y energéticos, aunque en otro tiempo reales. Esto significa que, además de sus cualidades y atributos espirituales, la Señora de Avalon también está relacionada con el paisaje, encontrándose así inmersa en las colinas, las montañas, los ríos, los círculos de piedras y todas las demás expresiones de la naturaleza, a las que da su aliento, su vida y su amor.

                                                                  La Señora de Avalon: Nolava, Avallonia, es la energía y la esencia femenina y receptiva de la Isla de Avalon, lugar de manzanas, característica esta última que también la convierte en Señora de las Manzanas, la fruta del conocimiento y la transformación. Como afirma Kathy Jones, suyo es el inocente amor de la Niña, cuyo corazón está completamente abierto a dar y recibir amor. Suyo es el amor pasional de la Amante, que nos invita a perdernos en ese amor. Suyo es el amor que nutre de la Madre, que siempre nos cuida y sostiene con su amoroso abrazo, sin importar lo que hayamos hecho. Suyo es el sabio amor de la Abuela, que ha visto y experimentado todas las cosas. Nolava es también Aire de Amor, el amor incondicional que entiende la naturaleza humana a través de Su visión amplia y elevada. Ella es Fuego de Amor, que nos quema en su ardiente naturaleza, derritiendo nuestras resistencias al amor y liberando todo aquello que ya no tiene una función evolutiva y nutricia en nuestra vida. Ella es Agua de Amor, que nos emociona y nos mueve hacia lo más profundo de nuestras emociones, hasta que se muestran con claridad y fluyen con facilidad. Ella es Tierra de Amor, haciendo crecer con su toque nuestros sueños y esperanzas, dándonos amor cada día de nuestra vida. En nuestro centro esencial, Nolava es Espacio de Amor, que reposa en cada una de nosotras como una fuente interminable de amor. En la Isla de Avalon, donde Nolava tiene su trono y su reino, se revela y hace visible en las montañas y en los valles, en todos los elementos que conforman su naturaleza, en la lluvia, en el olor de los campos, en la niebla, en la Luna…, cambiando su apariencia con las estaciones, en las que se mueve y evoluciona a lo largo de cada ciclo vital, acompañándonos y asistiéndonos también a nosotr@s en esa tarea de renovación constante, y ayudándonos a despejar de un modo cada vez más profundo y seguro las brumas que nos separan de su visión, los velos que la mantienen cubierta hasta que nos decidimos a retirarlos para entrar en su reino de luz, amor, creatividad, compasión, equilibrio y paz permanentes. También aparece la Señora de Avalon en nuestras meditaciones, en nuestras tareas diarias, dentro y fuera de nuestro hogar, en nuestros viajes, en nuestra creatividad, en nuestras emociones, en nuestros sueños y esperanzas, durante la noche, en los momentos de dificultad y tensión, así como en los de felicidad y éxito… Nolava, con éste y con miles de nombres más alrededor del planeta, aparece siempre que la llamamos, en el paisaje de cualquier lugar, en las personas que nos rodean y en nuestro propio centro interior, en el que ha estado, está y seguirá estando por toda la eternidad porque, si bien su tierra de origen es Avalon, la Isla de las Manzanas y de las Hadas, en realidad podemos encontrarla en cualquier lugar del planeta Tierra al que miremos con esa intención y ese propósito.

                                                                  Cualquiera que sea el lugar y la forma en que aparezca, Novala es siempre una Diosa de cambio, de transformación, de sanación, de autoconocimiento profundo y de evolución constantes, guiándonos siempre por el sendero de ser, cada vez, poco a poco o mucho a mucho, una persona más completa, compasiva, amorosa, equilibrada, pacífica…, expresándola así a Ella de formas más y más profundas y creativas a través del tiempo, no importa cuando empecemos a hacerlo, lo esencial es que comencemos a caminar por este sendero y que nos dediquemos a él en cuerpo y alma, durante toda nuestra presente vida, compaginándolo con el resto de los cometidos y propósitos elegidos para esta ocasión.  El color de su piel y de sus ropajes, los objetos que porta y los animales que la rodean y acompañan, varían con las estaciones y con las características de los lugares en los que se aparece y manifiesta ante nuestra vista. Como sucede con las diosas hindúes y egipcias, su piel no es completamente blanca sino violeta, un color violeta que puede variar desde la pálida lavanda hasta el índigo púrpura, pasando por el propio tono violeta. La Señora de Avalon, se aparece unas veces como una joven doncella, otras como una mujer anciana y, la mayoría de las ocasiones, como una mujer madura. Puede aparecer de pie en el centro de un caldero en movimiento o en la parte posterior de su dragón de tierra. Las nieblas que rodean Avalon en otoño y en primavera son los mechones blancos, gris plateado y violeta pálido de su cabellera. Otras veces, su pelo es completamente negro, como el cuervo de Morgen, que vuela alrededor de sus tierras. Su vestido está decorado con sus sagrados símbolos y su color cambia con las estaciones. En otoño es marrón anaranjado, en invierno plateado y gris, en primavera verde y dorado, en verano azul y turquesa. Un ancho halo rodea su cuerpo, con todos los colores del Arco Iris. Cualquiera que sea la cara con la que se muestra ante nosotr@s, su belleza brilla siempre en todo su esplendor y magnificencia.

                                                                  En su mano izquierda, Nolava suele llevar una ramita de flor de manzano, una manzana dorada de la inmortalidad o una manzana roja de la transformación.  En ocasiones, su mano derecha nos bendice, mientras que en otras porta una espiga o una gavilla de trigo, grano o maíz, como las Diosas del Grano del neolítico. A veces tiene unos cuernos de ciervo en su cabeza, con el sol dador de vida o la plateada luna nutriente brillando entre ellos, como las diosas egipcias Isis y Hathor. Cuervos negros pueden volar alrededor de su figura, vistiéndola con una capa de negras alas. Una gata negra se sienta a sus pies. En su sagrada isla, sauces y espinos crecen en abundancia. También hay en ella cisnes, bandadas de pájaros más pequeños, pájaros carpinteros verdes, palomas blancas, halcones, buitres, tejones, zorros y ciervos.

                                                                  En el neolítico, y antes de que existiera la Dama de Avalon, Ana era la Gran Diosa Madre de Gran Bretaña y el origen de todo. Conocida posteriormente como Britania, llevaba en ese nombre a dos diosas importantes de aquellas tierras y aquellos tiempos antiguos en los que la Diosa era amada, respetada y venerada, al igual que lo eran las mujeres, sacerdotisas, sanadoras, chamanas, parteras, visionarias, profetas, sabias a las que pedir consejo u orientación… Esas diosas son: Brigit, la triple diosa del fuego, y Ana, la Antecesora Universal. Las Islas Británicas son, por tanto, las islas de Brigit y de Ana, a las que durante siglos se rindió culto a través de la Sagrada Rueda Medicinal Británica, la Rueda de Brigit-Ana o Rueda de Britania. En la Rueda Sagrada de Britania, ocho diosas británicas están asociadas con los ocho festivales solares anuales, comenzando con Bride la Diosa Joven en Imbolc. Viajando alrededor de la rueda, la Diosa surge como la Amante en Beltane, como la Madre en Lughnasadh y como la Anciana en Shamhain. La Madre de Aire rige Yule, el solsticio de invierno, la Madre de Fuego rige Oestre, el equinoccio de primavera, la Madre de Agua rige Litha, el solsticio de verano y la Madre de Tierra rige Mabon, el equinoccio de otoño, posiciones todas ellas basadas en la naturaleza elemental esencial de la Diosa, tradicionalmente celebrada en los ocho festivales mencionados. Britania misma es honrada y venerada en el centro de la Rueda, como la Diosa tutelar o guardiana de las Islas de Brigit y del Vientre Absoluto.

Esta información es una extracción y traducción del libro:
Priestess of Avalon – Priestess of the Goddess, de Kathy Jones

María Sánchez-Villacañas de Toro

Guía de viajes sagrados y conscientes
Psicóloga clínica, energética y espiritual
Astróloga. Cabalista. Formadora. Escritora
Sanadora Psicoespiritual por Arquetipos
Lectora de Registros Akáshicos
Lectora y creadora de Oráculos
Sacerdotisa de la Diosa y de Avalon

VESICA PISCIS TOURS
Viajes Sagrados y Conscientes

+34 627 12 09 47
https://vesicapiscistours.wordpress.com
vesica.piscis.tours@gmail.com

© María Sánchez-Villacañas de Toro (22-VI-2017) Todos los derechos reservados

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s